Objetivo: Trabajo Estable

Tener un trabajo estable, aunque no tenga nada que ver con lo que hemos estudiado. Esta es la filosofía que impera entre los trabajadores españoles, según un estudio de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), tras analizar el nivel de sobreeducación en España, Italia y Francia, y su relación con el trabajo temporal.

Luis Ortiz, autor del trabajo e investigador de la UPF, afirma que “este hecho se puede explicar por la alta inseguridad en el empleo en España, en comparación con otros países europeos”. A diferencia de países como Italia o Francia, los españoles pueden llegar a hacer un “uso distorsionado de su educación”, señala el informe, con tal de obtener un trabajo indefinido, aunque no se corresponda con los estudios cursados. Así, la empresa utiliza la formación del candidato como un filtro para contratar a la persona más formada para un trabajo fijo, sin valorar si reúne o no los estudios requeridos para el puesto.

“Elegí estos tres países (Francia, Italia y España) para analizar el efecto del empleo temporal en la probabilidad de sobreeducación debido a que sus sistemas de educación son similares en términos de estandarización y estratificación, pero sus niveles de empleo temporal y de conversión de contratos temporales en indefinidos son muy diferentes”, señala Ortiz.

El investigador ha analizado los datos del Panel de Hogares de la Unión Europea (PHOGUE) correspondientes al período 1994–2001 de los encuestados que declararon estar trabajando. Según Ortiz, aunque la tasa de empleo temporal ha aumentado en los tres países, España sigue teniendo la mayor tasa europea de personas empleadas por cuenta ajena, con más del 30%. Tampoco abundan los contratos temporales que se convierten en indefinidos (en 1987 era de un 18%, cayó en 1996 hasta el 5%, y en la actualidad se sitúa en el 14%).